La necesidad de perdonar

marido-apoyando-reconfortante-molesta-esposa-deprimida-concepto-infertilidad-simpatia_1163-4754

Quizás una palabra simple, pero con un amplio y profundo significado.

Una de las mas grandes manifestaciones del amor de Dios, es el perdón. Solo cuando perdonamos logramos experimentar el verdadero amor del padre. El cual nos lleva a aceptar ese perdón sin la necesidad de merecerlo.

La biblia dice:

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Mateo 6:14-15

Esto nos da un indicio de que para el cristiano el perdón no es una elección sino una obligación. Estamos obligados a perdonar por el simple hecho de que si no lo hacemos, el perdón de Dios tampoco aplicará para nosotros.

Quizás las excusas de muchos para no perdonas son:

Me lastimaron demasiado.

Lo que me hicieron fue demasiado grave.

La persona que me lastimo no merece perdón.

La realidad para cualquiera de estos argumentos, es que no se trata de merecerlo o no, sino de la necesidad de ser libres nosotros mismos.

El perdón no libera a lo demás, sino que nos libera a nosotros.

Hace unos años un reconocido pastor de Latinoamérica (Muy usado en el área de los milagros), contaba un testimonio de una mujer, la cual tenia una enfermedad en sus huesos que le había deformado sus manos por completo. En una de sus cruzadas esta mujer se acerco al altar con fe y recibió su milagro. Inmediatamente delante de los espectadores, los huesos de sus manos comenzaron a acomodarse. Pero antes de alejarse del lugar, el predicador le grito…

-Te dice el señor que deber perdonar a cierta persona (Mencionando el nombre especifico).

Inmediatamente esta mujer comienza a gritar y sus dedos nuevamente volvieron a deformarse.

Estoy convencido, que la falta de perdón es la raíz de muchas enfermedades físicas y psicosomáticas.

¿Alguna vez nos pusimos a pensar, si realmente vale la pena seguir atados física, emocional y espiritualmente a un persona por el simple hecho de no perdonar?

Ya perdone varias veces y me decepcionaron.

Esta es la frase que escucho con frecuencia por perdonas que toman la decisión de no perdonar después de varios intentos fallidos. Quizás no le guste lo que voy a mencionar en las próximas líneas, pero es la verdad.

La decepción viene porque perdonamos con una expectativa equivocada.

Lamentablemente miramos el perdón como la oportunidad de que la persona a quien estamos perdonando cambie. Y no hay nada mas lejos de la realidad.

Cuando Jesús pidió al padre que perdone a los soldados Romanos que lo estaban torturando, fue primeramente porque el ya los había perdonado.

Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen….

Lucas 23:34

En el momento que Jesús los perdona nada cambio en aquellos soldados. Lo siguieron torturando hasta la muerte. Sin embargo, el perdón ya había surgido efecto para ellos.

Lamento decirte que tenemos el deber y la obligación de perdonar, inclusive, a aquellas personas que sabemos que no cambiaran y seguramente nos vuelvan a decepcionar. Es mejor lidiar con la decepción que con la falta de perdón. Ya que la falta de perdón nos puede llevar a perder nuestra salvación. Y si, la salvación se pierde, pero dejaremos ese tema para otro post. Solo quiero reforzar esto citando nuevamente Mateo 6:14

No existe una persona que pueda ser salva si no recibe el perdón de Dios. Y lo cierto es que la biblia dice que si nosotros no perdonamos, el perdón no aplica para nosotros. No nos engañemos creyendo que solo por repetir una oración la salvación esta asegurada. Si aceptamos a cristo y no perdonamos seguimos lejos de el.

¿Por donde empiezo?

No todos somos iguales, y por el simple hecho de que a algunos no les cuestes, no significa que perdonar sea fácil. En los años que llevo pastoreando pude ver a diferentes personas intentando perdonar, fracasando una y otra vez. ¿A que se debe esto?

Lo primero que debemos hacer para perdonar, es reconocer nuestro problema y pedirle la ayuda necesaria a Dios. Cuando pedimos ayuda, la ayuda viene.

Si usted todavia tiene argumentos en su mente como:

Yo no hice nada, El o ella debería pedirme perdón a mi, yo perdono pero no olvido. Usted estará cerrando la puerta para el perdón.

Reconozca ante Dios su problema, y dígale que ya no quiere llevar esa carga en su vida. Confiese con su boca que debe perdonar a cierta persona en lo posible con nombre. Sea especifico con Dios, porque aunque el conoce nuestra necesidad, la confesión de nuestra boca es importante para que las cosas sucedan.

Lo segundo que debemos saber es, que toda herida necesita tiempo para cicatrizar. Luego de una operación necesitamos una limpieza constante de la herida para que no se infecte. Muchos creerán que el problema ya esta resuelto solo porque lo reconocieron o pidieron perdón. Pero lo cierto es que esto es solo el comienzo de un tratamiento que requerirá ir a la presencia de Dios todos los días.

¿Cómo me doy cuenta que realmente perdone?

Aunque no lo parezca, saber que ya perdonamos es lo mas fácil.

Cuando estamos enfermos sabemos que nos curamos, cuando ya nos sentimos mejor y los síntomas desaparecen. Si realmente perdonamos, podremos estar delante de quienes nos lastimar sin sentimientos de rencor, tristeza o culpa. Y hasta podremos compartir un buen momento con esa persona o sentarnos en una mesa. Mientras eso no pase el tratamiento de ir todos los días a la presencia de Dios deberá continuar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Una respuesta

  1. Yo pase muchos años enferma por la falta de perdon a mi mama, a mi suegra y a mi cuñada, pero hoy puedo gritar que soy libre xq las perdone de todo corazon, hoy las veo y no siento nada malo hacia ellas, al contrario, pude darme cuenta que al perdonarlas tambien las liberaba a ellas y ellas cambiaron conmigo, las perdone y les pedi perdon aunque yo no les habia hecho nada… Eso ayudo a que ellas tambien estuvieran en paz conmigo y hoy ya no duele al contrario sirve coml testimonio de que el PERDON SANA, SALVA Y RESTAURA… Y SOLO LO PODEMOS HACER CON LA AYUDA DE DIOS PERO TAMBIEN HACIENDOLO DE CORAZON… ME LLEVO MUCHOS AÑOS PERO LLEGO YO LAS AMO Y LAS BENDIGO. Y JAMAS PENSE QUE ESO PODIA PASAR Y PASO….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *